Podalicidad

Es un momento intenso de la vida de uno, cuando uno aprende de haber sido podálico. Uno se esplica muchas cosas: primero, el hecho de que haga todo al revés; segundo, el hecho de que le salga todo al revés.

Pero ¡ánimo!, dice el poeta, que cosas positivas las hay, en nuestro querido mundo. Pues, voy a buscarlas, y encuentro por lo menos dos. La primera es esta, es decir, como los italianos necesiten de un inglés para que se den cuenta de lo asquerosa que es la situación femenina en el País. Y después, hasta tienen la cara de reaccionar. Después.
Yo estoy con el inglés, naturalmente, pero es que fui podálica.
La segunda es que en vez del prometido 9, tengo un 7.6 en Árabe Hablado. ¿Por qué? Porque descubrieron que fui podálica. La sociedad nos discrimina, nos subevaluan, porque tienen miedo de que nosotros los que nacimos con la cabeza arriba tomemos las riendas del poder mundial. Ejemplo, en la secretaría no cogen el teléfono. Tienen un podalic-detector en el aparato y no me cogen a mí.

Anuncios

One Comment to “Podalicidad”

  1. vabbè, mi sa che ero podalica anch’io allora.

    Per curiosità, mi fai una lista di quante cavolo di lingue parli??? Mi fai paura.

A %d blogueros les gusta esto: